ÚLTIMA CRÓNICA

VIII Milla Morisca de La Puebla de Cazalla

Nueva temporada y muchas ganas de correr Quedó oficialmente estrenada mi nueva temporada de atlética, con una nueva y explosiva carrer...

martes, 29 de diciembre de 2015

Correr como propósito del nuevo año

Se va terminando el año y es momento de hacer balance de lo que hemos hecho durante estos 365 días, ya sea lo bueno, malo o regular. También lo es para mostrar arrepentimiento por todas las acciones y propósitos que no cumplimos en todo el año, con lo cual aprovechamos estas fechas para hacer lista de tareas pendientes que esperamos cumplir nada más brindar por el año nuevo.

Media Maratón Sevilla-Los Palacios 2014
(foto: Raúl Álvarez/Orippo)

Entre la lista de deseos están las habituales promesas de aprender idiomas (normalmente inglés), ponerse a dieta, formarse académicamente o encontrar empleo. En nuestro particular inventario de pretensiones anuales están aquellos relacionados con el bienestar físico y saludable como ponerse en forma haciendo deporte (fútbol, baloncesto, pádel, etc), ir al gimnasio y, sobre el que va a orientar esta entrada, empezar a correr.

Tanto si eres un novato como si ya eres un corredor/runner experimentado, te daré siete claves para que cualquier propósito o meta que te marques relacionado con el running vea aumentadas las probabilidades de que se cumpla:

1. Apunta tu objetivo en un papel. Cuando salgas a entrenar lo vas a mirar y recordarás que entrenas para conseguir lo que te propones.

2. Cuanto más concretes el reto, más posibilidades de conseguirlo. Por ejemplo: no es lo mismo decir “voy a mejorar la marca en 10 K” que decir “voy a mejorar la marca en 10 K para ponerme por debajo de 40 minutos”.

3. Si te aburre salir a correr busca nuevos alicientes. Por ejemplo: debutar en media maratón o maratón.

4. Si ves que no puedes mejorar, prueba a hacer cambios. Modifica el plan de entreno o ponte en manos de un profesional cualificado.

5. Que tu reto sea ambicioso pero no algo inalcanzable. Por concretar un poco más, intenta que te suponga un cierto nivel de exigencia.

6. No esperes resultados inmediatos. La paciencia es la madre de toda ciencia y necesitarás un poco de constancia y dedicación cada día hasta que los entrenamientos den sus frutos.

7. El más importante de todos: disfrutar cuando sales a correr.

No hay excusas que valgan para justificar que no hayamos cumplido nuestro propósito de salir a entrenar (o cualquier otro). Por suerte el 2016 es año bisiesto, o sea que tendremos 29 de febrero y, por lo tanto, 366 días para cumplir lo que nos propongamos nada más entrar en el nuevo año.

Nos vemos corriendo ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario