ÚLTIMA CRÓNICA

VIII Milla Morisca de La Puebla de Cazalla

Nueva temporada y muchas ganas de correr Quedó oficialmente estrenada mi nueva temporada de atlética, con una nueva y explosiva carrer...

jueves, 17 de diciembre de 2015

He vuelto y vengo para quedarme

No se cómo ni por qué, pero el caso es que había perdido la motivación de escribir sobre mis vivencias en esto del correr. Más pendiente de otros asuntos personales, al mismo tiempo que me ha cogido en una de esas épocas en todo corredor en las que vas a las carreras sin chip de competir, unido a que este verano me ha costado más que nunca arrancar.


Esa época de mayor desgana para correr y escribir aquí ya la he pasado, porque tengo ánimos renovados. Pero antes de nada voy a contar brevemente lo que han dado de sí mis carreras y, sobre todo, sensaciones durante el tiempo ausente en este espacio, aunque si he tenido tentativa de continuar con otro en WordPress donde quería abarcar otros temas, pero he desestimado para continuar con este portal en el hago llegar mi historia a través de las zancadas.

¿En qué carreras he participado desde la última crónica?

Nocturna de Dos Hermanas: Cerré la temporada pasada de carreras en una de las nocturnas con más prestigio de Sevilla, no sin pocos apuros por el calor sofocante que hizo aquella noche, a pesar de que no iba con planteamiento de disputarla. Fue una de esas pocas pruebas en las que se me llegó a pasar por la cabeza el pararme o, incluso, retirarme, pero aunque fue con la lengua fuera pude terminar.

foto: Ana Gutiérrez

Nocturna del Guadalquivir: Para mí es una cita imprescindible porque es un privilegio correr de noche en mi ciudad, con el tráfico cortado y tantísima gente animando como hubo en la edición de este año de la nocturna de Sevilla. Esta fue la prueba que abrió mi temporada, muy bien disfrutada porque, más allá del tiempo final (satisfecho para llevar pocos entrenos), me lo pasé genial por el ambiente de fiesta que rodea a esta carrera que parece más verbena que prueba competitiva, pero esa es la seña de identidad de una carrera con solera, la más multitudinaria de Andalucía, la fiesta del deporte sevillano.

foto: Lupe Rangel

Terminando el circuito #Sevilla10 2015: Las pruebas del Parque Vega de Triana y Casco Antiguo coincidieron con los momentos de mayor desgana en mi etapa como corredor. Entrenar sin ganas ni motivación por ver que los entrenamientos no salían como esperaba y me comía mucho el tarro de cara a las carreras, unido a otras prioridades personales que me impedían entrenar ciertos días sumado a una fiebre con la que corrí en el Casco Antiguo, pues hizo que finalizas el circuito con un pésimo registro y, lo que es peor, con sensación de arrastrarme por el asfalto. Lo positivo es que conseguí el segundo puesto en la categoría universitario, que no es poco eso de sumar un trofeo y nunca está de más.













fotos: Lupe Rangel

Triplete de carreras en Utrera: noviembre fue el mes de las tres carreras que he corrido en este bonito pueblo a escasos 20 kilómetros de Sevilla que siempre muestra un apoyo magnífico al atletismo, especialmente gracias a la mano que tienen mis amigos del Club Utrerano de Atletismo.

foto: Lupe Rangel

Mi primer paso fue durante el Cross de Utrera, primera sede del Circuito Provincial de Campo A Través de la Diputación de Sevilla al que me comprometí a hacer, al menos la mayor parte de las cuatro citas que acoge por la provincia de Sevilla. Fue una "bienvenida" al campo a través en la que me pagué la inexperiencia en este tipo de pruebas, pero ¿saben qué? no cambio por nada lo vivido. Pundonor y ganas en el atletismo en estado puro. Luego vino doble participación en una misma mañana con la Carrera Contra la Violencia de Género y la Milla del Club Utrerano, donde, además de correr satisfactoriamente en ambas pruebas y disfrutar corriendo, me llevé una "triple" sorpresa. Vale que había poco nivel por la celebración de otras pruebas de prestigio pero...¡eh! que me llevé tres trofeos. Fui 2º general y 2º senior en la carrera y 3º senior en la milla. Simplemente el hecho de subir a podio y verme por una vez en la vida en primeros puestos me había hecho recobrar las ganas y la confianza para entrenar.



Última carrera del año en el Cross de La Puebla de Cazalla: Sumar y seguir, simplemente como complemento para el objetivo del mes de enero. Se van notando las últimas semanas, donde existe un mayor volumen de kilómetros a las piernas y la menor intensidad. Fue cross duro por varias subidas y el calor sofocante impropio del mes de diciembre.

¿Cuál es el próximo objetivo?
Como dije en el anterior párrafo, las cargas de mayor kilometraje semanal ya las voy notando en las piernas, superando la semana pasada los 70 km. Esto es debido a que durante los meses de diciembre y enero estaré preparando a conciencia, bajo el asesoramiento de mi entrenador Rubén Álvarez, el primer reto deportivo del año 2016: batir mi mejor marca en media maratón de 1h22:47 (2014 Sevilla-Los Palacios).


La prueba donde intentaré (y espero) conseguir mi reto personal será en la Media Maratón de Sevilla - Isla de La Cartuja, la cual espero con ansias por tener la oportunidad de correr una media en mi ciudad, que tendrá, por fin, el tratamiento que se merece desde hace bastante tiempo. Por primera vez contará con un recorrido homologado que tendrá el atractivo de poder pasar por los rincones más emblemáticos de Sevilla como la Plaza de Toros de la Maestranza, la Torre del Oro, el Parque de María Luisa, la Plaza de España, la antigua Fábrica de Tabacos, el Archivo de Indias, la Catedral, las Setas de la Encarnación o las murallas y la Basílica de la Macarena.

Es una oportunidad de conseguir una gesta personal con la que sentirme satisfecho que no pienso dejar escapar de ninguna manera y contaré en esta bitácora.

Vengo para quedarme en la blogosfera y para compartir mi historia a través de las carreras. Porque si se puede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario