ÚLTIMA CRÓNICA

VIII Milla Morisca de La Puebla de Cazalla

Nueva temporada y muchas ganas de correr Quedó oficialmente estrenada mi nueva temporada de atlética, con una nueva y explosiva carrer...

domingo, 6 de octubre de 2013

XVIII Carrera Popular Virgen del Pilar

Con la cabeza erguida por haber corrido muy bien en la Nocturna del Guadalquivir; en definitiva, con buenas sensaciones afrontaba esta carrera bien organizada por la Guardia Civil con intención de rodarla y no pasarlo tan mal como cuando la corrí en la edición del año 2011.


Que equivocado llegué a estar porque debido a las lluvias del fin de semana pasado y las pocas gotas caídas antes de la carrera trajo una humedad que acabó pasándome factura. Mi intención era estar entre 3:55-4:00 min./km pero acabando con buenas sensaciones, lo que en este caso viene a ser con el punto de rapidez y sintiendo fuerzas todavía.


Salimos del acuartelamiento de la Guardia Civil de Montequinto para salir al recorrido de la prueba, que visto desde la salida viene a ser como un cuadrado de superficie de asfalto al que había que darle dos vueltas. El paisaje árido, el cansancio del viernes, la humedad, la dureza del recorrido y la falta de ganas con las que me levanté el domingo pasado se juntaron para que, pese a entrar en la media prevista, lo acabase pasando mal.


La primera vuelta la paso satisfactoriamente, aun con los dos puentes a cruzar y que minan muy mucho las fuerzas si no se dosifica bien. Pero nada más pasar el avituallamiento de mitad de carrera, el chip cambia completamente y no hago más que pensar en cuanto queda de carrera. A mi lado, se junta el amigo de mi club Jose Manuel Espinar para animarme pero no puedo mantener su ritmo, pasado el segundo puente de al lado de la salida. Entro en el cuartel arrastrándome y con la ansiada meta a la vista para acabar sumando otra carrera más a las piernas y ya van 50 carreras populares (sin contar las 4 medias maratones). Tiempo final de 32´01´´ para 8,2 km (3:54 min./km).

Siendo positivo me quedo con la organización de la prueba (Chapeau!!!), haber podido dedicar mucho más tiempo a saludar a los amigos a los que no vi en la Nocturna del Guadalquivir o hablé poco (con 18.000 corredores es tela de difícil), la suculenta bolsa del corredor y el ambientazo creado en torno a la salid/llegada, especialmente con las carreras de los niños. Y además, es una de las poquitas carreras gratuitas que aun permanece en Sevilla capital y provincia.


Esto ha sido todo, nos vemos corriendo y espero que sea con mejores sensaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario