ÚLTIMA CRÓNICA

VIII Milla Morisca de La Puebla de Cazalla

Nueva temporada y muchas ganas de correr Quedó oficialmente estrenada mi nueva temporada de atlética, con una nueva y explosiva carrer...

sábado, 19 de octubre de 2013

Carrera Popular Parque de Miraflores #sevilla10

Retomando por fin el blog después de unos días sin muchas ganas y arrastrando un pequeño resfriado y unas molestias en el pie izquierdo que me están lastrando últimamente mis entrenamientos. Bueno, espero que para la semana que viene, cuando termina ya el circuito de carreras del Instituto Municipal de Deportes de Sevilla con la prueba del Casco Antiguo, se acaban solucionando.

(fuente: Corredores Parque María Luisa)

Con la cabeza erguida por el buen papel realizado en la Nocturna del Guadalquivir y, por lo general, una buena semana de entrenamientos no venía nada mal de forma. Saludos de rigor al personal de Los Jartibles, al spaker Alfonso Ruiz-Mateos Garrido, Antonio Prieto, Dani Quintero, el pretoriano Javi Bermúdez, etc y encasquetarla la mochila a mi madre por un rato. Esta vez se da la circunstancia característica de ir equipado con una pantorrilleras de compresión verdes con las que ya hice un rodaje unos días antes y que luego jugarían una mala pasada.

Primer kilómetro rápido, buscando cuanto antes el ritmo de marca. Tan bien de sensaciones que fui lo bastante idiota y confiado (o incluyan el calificativo que a ustedes les parezcan), que no tuve otra cosa que hacer que pararme un par de segundos a subirme rápido una de las pantorrilleras que se me había caído. Error garrafal, de novato que me hizo perder unos segundos muy valiosos.

Recuperado rápidamente el ritmo de carrera, mejoré el tiempo del kilómetro 2, Avda. Alcalde Manuel del Valle, y hasta el paso por el km 4 me movía entre los 3:35-3:40 min./km. Paso de nuevo por la línea de meta en el km 4 y ya buscando el avituallamiento, donde recibo ánimo de algunos de los voluntarios por ser de Los Jartibles. Luego vino un bajón inexplicable de ritmo al paso por Carretera de Carmona, de nuevo, y Ronda de Capuchinos en el km 6, llegando a alcanzar ritmo de 3:55. Por suerte, y no se como ocurrió volví a tener sensaciones y retomar el ritmo del principio al marcar el kilómetro 7 a 3:38. Debió ser el pequeño muro cuando se va al límite en el 10.000.

A la derecha, como sufre...(foto: Manuel Trabazo)

Últimos 2 kilómetros para buscar otra vez pasar por la línea de meta con mucha alegría porque los cálculos, pese a la estupidez del primer kilómetro, salían y parecía destinado a bajar de 37 minutos. Entrada al parque de Miraflores y ya sprinto como si no hubiera mañana, nada más pendiente del cronómetro y deseando llegar antes.

Al final, grito por acabar tan exhausto del esfuerzo y acelerado que casi me como la valla puesta justo delante, llegando a alarmar a uno de los jueces porque pensaba que me daba un "argo" jajaja. Un nuevo reto propio cumplido, un objetivo alcanzado pero tirándome de los pelos porque de no haber sido por la estupidez de la pantorrillera hubiera bajado de los 37 minutos y no el crono final de 37´02´´ con los que acabé. Ese par de segundos perdidos me ha matado, pero por lo menos he aprendido la lección y ya estoy pensando en la última carrera que será la semana que viene en el Casco Antiguo.

(fuente: Miguel Ángel Chaparro)

Una vez acabada la carrera, a ver a mi madre en la prueba paralela de 3 km y a juntarnos todos los miembros de mi club que corrimos en Miraflores a comer en un parque precioso de Alcalá, junto a los que estuvieron en la carrera de El Naranjo. Había que reponer fuerzas...

(fuente: Miguel Ángel Chaparro)

Nos vemos corriendo la del Casco Antiguo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario