ÚLTIMA CRÓNICA

VIII Milla Morisca de La Puebla de Cazalla

Nueva temporada y muchas ganas de correr Quedó oficialmente estrenada mi nueva temporada de atlética, con una nueva y explosiva carrer...

lunes, 30 de julio de 2012

XXX Cross Urbano de Montellano

El pasado viernes tuvo lugar la trigésima edición del cross urbano de la localidad sevillana de Montellano. Una carrera popular que este año ha transcurrido totalmente por las calles del pueblo, en vez de salir hacia fuera del mismo como en ediciones anteriores, y la cual se ha convertido en la elegida para hacer mi retorno a las pruebas populares tras mis vacaciones. Dada la poca cantidad de entrenamientos que llevaba y la dureza que esperaba encontrarme en el circuito, decido tomármela con mucha tranquilidad y sin nada de presión ni preocupación por ritmos ni tiempos. En otra palabras no es la carrera más adecuada si se persigue hacer una gran marca pero si lo es para disfrutar con los ánimos de sus habitantes y el buen ambiente existente siempre en las carreras nocturnas. Si a eso le añadimos la presencia de Juan Garrido como speaker, el resultado no puede ser superable por nada. También hay que destacar que esta prueba esta dentro de los actos conmemorativos del Jubileos

Cartel oficial de la prueba

La noche se presentaba muy agradable, idónea para correr un poco al haber refrescado bastante, así que todo pintaba muy bien para que pudiera disfrutar tras dos meses desde la última prueba en la que había participado. Antes de la salida. hago una carrera continua con Jose Manuel Espinar de unos 20 minutos y, posteriormente, hacer unos ejercicios de rotación de tobillos, rodillas y cadera. También añade algún que otro estiramiento de gemelos dadas las cuestecitas que me encontraría durante toda la prueba.

Foto de grupo con Los Jartibles

Empiezo la carrera con una leve subidita y calles adoquinadas. Todo estaba siendo llano y a un ritmo muy cómodo para mí (como si de un entrenamiento se tratara), en torno a 4:15 min./km para no ir demasiado forzado a las primeras de cambio. Tras pasar por la primera dificultad, llegaba una prolongada bajada que aproveché para ganar velocidad aunque manteniendo la misma zancada que si fuera en terreno llano. En otras palabras, me deje llevar por la gravedad para ir más descansado lo que faltaba de la primera vuelta (eran dos vueltas al circuito urbano). Una vez terminada la cuesta abajo, se va elevando la dificultad a medida que voy llegando al final de la vuelta pero no tengo problemas para poder acabarla.

Pero lo mejor estaba aun por llegar (o lo malo según se mire xD), porque nada más llegar al paso por el km 4 me encontraría con la sorpresa que tenía preparada la organización de la carrera para la edición de este año. Se trataba de nada más y nada menos que un subida....CON ESCALERAS!!! Una subidita que se me hizo muy pesada al no tener previsto este detalle a la hora de plantearla. No me había enterado de que había esto pese a que era un secreto a voces (pa´ colgarme por esto). Pero si la escalada era difícil, lo peor estaba por llegar en forma de otra cuesta (la más difícil de toda la prueba) que me hacía ir a una media de 5:45 min./km mientras subía. La cara es el espejo del alma y buena prueba de ello era la cara que llevaba tras pasar por los escalones y hacerlo por un callejón estrechito. Por cierto, ¿os dije que la calle donde transcurría esta parte de la prueba se llamaba calle De Los Escalones? Me da a mí que no se comieron mucho la cabeza al ponerle ese nombre jajaja.

(foto: ErManué) Al fondo, luchando contra las escaleras

Todo lo que sube baja y bien se podría aplicar a la fuerte cuesta abajo que me permitió recuperarme y coger un poco de oxígeno por las escaleras y posterior subida. El único pero es que era tan pronunciada que casi me pego un batacazo contra el suelo de la rapidez que cogía, a pesar de dejarme llevar y no apretar el ritmo. Una vez pasado el momento de mayor dificultad, vuelvo a afrontar los dos últimos kilómetros de la prueba al ritmo cómodo y placentero al que iba al principio de carrera mientras recibo los ánimos de muchos niños que me piden que les choque la mano y muchos vecinos en las calles para animar a todos los participantes de la prueba. Esta es la principal razón por la que adoro ir a correr por la noche a estos sitios.

Pese a la leve subida de llegada a meta, la logro pasar sin problemas porque, simplemente, ya me parece cualquier cuesta un chiste después de lo que había pasado jejeje y porque recibo los ánimos de una atleta de mi club y buena amiga, Mari Reyes, para que sprinte. Hago caso de sus palabras y me dispongo a gastar todo lo que tenía para ganar alguna posición que otra para acabar muy satisfecho con la carrera.

Al final, 36´33´´ para una media de 4:24 min./km y cubriendo sin nada de sufrimiento los 8,2 km el cross urbano de Montellano. He disfrutado al 100% de esta prueba, excepto el tramo de las escaleras, y sólo tengo buenas palabras para la organización (en especial, para el C.A. Montellano) y el ambientazo que comenté un poco más arriba. 

Para poner punto y final a una noche agradable de running y buena gente, repongo fuerzas con un buen serranito. ¿Acaso no es esta alimentación para deportistas? ;)

Espero que os haya gustado la primera crónica para el blog!!! Como diría el crack Pedro Nimo...

¡ Manténganse jóvenes y bellos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario