ÚLTIMA CRÓNICA

VIII Milla Morisca de La Puebla de Cazalla

Nueva temporada y muchas ganas de correr Quedó oficialmente estrenada mi nueva temporada de atlética, con una nueva y explosiva carrer...

domingo, 29 de junio de 2014

Agradecimiento a Dos Hermanas y Orippo

Gracias Dos Hermanas, Gracias Club Atletismo Orippo y a todos los que de alguna forma han hecho posible otra noche de atletismo y fiesta deportiva en las calles del municipio nazareno a la altura de las mejores pruebas. No es casualidad que sea la carrera más demandada de la provincia de Sevilla (además de ser donde prácticamente la mayoría termina la temporada), porque el cariño con el que se organiza esta prueba y el ambiente que se vive la hacen especial. 

Tanta es la buena fama conseguida en sus ocho ediciones que ha dado mucho de que hablar, dándose a conocer esta carrera fuera de Andalucía. Prueba de ello es la presencia de gente de Murcia o Portugal este año.


Más especial, aun si cabe, era esta edición para el club por celebrar las bodas de plata del club Orippo, 25 años de historia atlética en Dos Hermanas y por la emotividad de poder dedicarle la prueba a vuestro compañero Joaquín Jiménez Pérez, un detallazo por vuestra parte al que hemos correspondido todos, amigos, familiares, atletas y públicos en general, con un conmovedor aplauso.

Un año más, esta simpática prueba sigue cosechando éxitos de organización, participación y público presente, y la nota se podría decir que ha sido de matrícula de honor. Es la mejor manera de celebrar por todo lo alto una etapa señalada en la historia del club.

Próximamente, la crónica en el blog, fotos y más cositas para ir cerrando mi temporada de carreras, como un resumen fotográfico que está cocinándose a fuego lento. 


En otro orden de detalles, la bolsa del corredor no es lo más importante ni primordial en una carrera ni tampoco se mide la calidad de una prueba sólo por esto, pero si hay tanta variedad oye pues mucho mejor, además que es increíble como se lo curran para darnos lo mejor y dejarnos contentos.

Un acierto dar un zapatillero este año (no se que hacer con tanta camiseta) y clásico el trofeo de todos los años, con motivos del 25 aniversario del club en esta edición, y también, nada más llegar a meta, queso fresco, galletas, refrescos y cerveza.

Además, para mitigar el calor no faltaron avituallamientos bien dispuestos cada dos kilómetros y duchas por el camino para refrescarnos a todos. En cuanto a los servicios más básicos, no sólo no faltaron sino que cumplieron con creces ante cualquier necesidad.

Un placer estar rodeado de mucha buena gente y vivir experiencias gracias a todos ustedes. 
Nos vemos la próxima temporada, pero no me despegaré este verano del blog. Ya os contaré que tengo preparado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario