ÚLTIMA CRÓNICA

VIII Milla Morisca de La Puebla de Cazalla

Nueva temporada y muchas ganas de correr Quedó oficialmente estrenada mi nueva temporada de atlética, con una nueva y explosiva carrer...

domingo, 5 de enero de 2014

XVIII San Silvestre Sevillana

Nada como una carrera típica de San Silvestre para terminar 2013, otro capítulo más en la vida. Y como no podía ser de otra forma, quise despedir el año participando en la que organiza la Agrupación de Deportistas de Sevilla (ADS), un clásico en la ciudad del último día para cerrar 12 meses de running y encima con la satisfacción de haber cumplido.

(foto: Retahila.es)

En esta prueba no faltaron los servicios esenciales ni el tradicional ambiente divertido porque muchos de los participantes acuden con sus disfraces a la jornada festivo-deportiva, y eso que estuvo muy patente la polémica surgida en las redes sociales a raíz del precio de la inscripción, notándose mucho en la cifra final de llegado a meta con cifras inferiores a las del comunicado de la organización.

La salida era en la Plaza de España se dio este año unos 100 metros más adelante de la llegada, al contrario que los años anteriores que se producía todo en el mismo arco. Detalle de agradecer porque los primeros metros al estar vallado a ambos lados y la estrechez al salir de Plaza de España, motivaba los posibles riesgos de taponamiento y caídas. Todo un acierto.

En el primer kilómetro tengo el handicap de haber salido tan atrás porque hubo demasiada gente que apretó en los primeros compases de la carrera, muchos de ellos que harían tiempos más lentos (que no peores), más lento de lo esperado. Hasta que no entro en la Avenida de la Borbolla no empiezo a coger ritmo de 3:30 min./km, aunque sin perder de vista a los pivotes blancos de al lado para no caerme. En ese momento corrí por el carril bici, como hicimos muchos corredores, pero creo que debería haberme puesto en el carril de la carretera. No sé si esto lo había previsto la organización o no pero en cualquier caso pienso que hubo algo de riesgo el paso por esta parte, por el temor de llevarnos a algún peatón por delante.

(Vídeo: CD Los Jartibles)

Giramos al final a la derecha y pongo ritmo constante de 3:30-3:35 min./km, más en solitario al haber en esta carrera poca gente que se moviese en ritmos rápidos. Factor fundamental porque me conozco las calles de sobra y podía calcular cuanto faltaba, además de poder mantener con solvencia la marcha. Mucha gente al paso por El Costurero de la Reina y muy alegre por adelantar a corredores que han pagado el fuerte tirón del principio de carrera en la Avenida de María Luisa.

Entro al Parque María Luisa por la puerta que está más cercana al Restaurante La Raza, con mucha gente aplaudiendo, a partir de aquí. Las sensaciones son buenas aunque un flato y la humedad me empieza a fastidiar en la recta larga del interior del parque, pero consciente del buen resultado con el terminaría. Menos mal que el flato lo controlo y me da justo al girar la Plaza de América (o Glorieta de las Palomas), cuando resta menos de un kilómetro para terminar, de modo que dedico los instantes finales a disfrutar el momento y la satisfacción de poder ir a este ritmo, impensable allá por 2010 cuando hice esta prueba y ya quise ser un runner más.

Media vuelta a la Plaza de España, donde oigo a los chicos de mi club los mensajes de ánimo y sus aplausos. Termino en un crono oficial, pese a los problemas del final con el flato, de 18´35´´ (3:33 min./km) para cubrir los 5,2 km de distancia final (puesto 25/1168-18/527 Senior Masculino). Y a ello hay que añadir que unos días antes estuve enfermo con fiebre, fruto de un enfriamiento.

Acto seguido, en búsqueda de mi madre que iba a cumplir el reto propuesto por ella y el resto de las chicas de Recor-Re Mizuno, capitaneadas por la atleta de élite Almudena Rodríguez, para acompañarla lo que le faltase de carrera, hasta la meta porque el momento es de ella y quien tiene que hacerlo. La pega es que a ella le faltó el agua y los regalos que dan a todos los corredores, gracias a que algunos insolidarios e irrespetuosos "sin dorsal" se llevaron lo que pertenecía a quienes habían pagado. Respeto su opinión en referencia al precio de las carreras, pero lo que me parece inadmisible, vergonzoso y patético es que se quiten los servicios a quienes si han pagado. En fin, mejor me muerdo la lengua (o dejo de teclear, mejor dicho) porque ya cansan los mismos debates. Por desgracia, el que es un maleducado se comportará como tal.

(fuente: Corredores Parque María Luisa)

Pasada la vorágine de la carrera, nos juntamos mi madre y yo con el resto de Los Jartibles a brindar con champán por los buenos momentos que ha traído este 2013 y porque 2014 sea bueno para todos, además de degustar dulces manjares navideños.

(foto: Álvaro Galván)

No hay comentarios:

Publicar un comentario