ÚLTIMA CRÓNICA

XI Carrera Nocturna "Antonio Guzmán Tacón

Querer y no poder. Punto y final de la peor manera posible en cuanto a sensaciones en una edición emotiva, otra vez, de la Nocturna de Dos ...

sábado, 2 de marzo de 2013

XXIX Carrera Popular Villa de Cantillana "Entre Dos Ríos"

Magnífica jornada vivida la mañana del 28 de Febrero, coincidiendo con la festividad del Día de Andalucía, en pueblo sevillano de Cantillana para correr una de las pruebas con más tradición y más simpáticas del atletismo popular de la provincia, al celebrarse la 29ª edición. Una carrera que destacó una vez más y como es costumbre por la cercanía de los habitantes que animaron en las calles y las novedades de este año en el recorrido y en el obsequio a los corredores al sustituir la clásica camiseta por un práctico cinturón hidratante con dos bidones para el agua o bebida isotónica, bolsillo con cremallera y espacio para depositar geles, que yo he agradecido enormemente porque ya se me iban acumulando las camisetas técnicas en el armario de tantas carreras a las que he ido y porque me vendrá muy pero que muy bien para cuando vaya en verano a correr por el campo.

Eran dos las ideas con las que venía en mente para esta carrera. La primera, era saber quitarme el modo de correr al ser esta la primera carrera del año, después de que no pudiese ir al cross de Itálica del mes pasado por un proceso gripal y la segunda se trataba de saber como estaba de forma y averiguar si estaba al 100% y corría (nunca mejor dicho) por el buen camino para encarar los siguientes meses y llegar al objetivo de bajar marcas en las populares.

Yo, Morgaz, Espinar y La Ro

Llego con hora y tres cuartos de hora aproximadamente, lo que me da tiempo más que suficiente para ver a los niños en las pruebas de categorías inferiores y centrando mi atención en los que pertenecen a mi club. También voy saludando a los amigos que van viniendo a medida que pasa el tiempo, que son bastantes de los que esperaba porque esta carrera se celebró tan sólo 4 días después del Maratón de Sevilla. Transcurren los minutos y no me dejo por saludar a ninguno de mi club ni de otros clubes como Jose Manuel Espinar ("ElEspiBlog"), Havié Rosales (del Blog "pensamientos sin censura de un Atleta o triatleta torpe..."), el presi Coco y su mujer Mª Ángeles y la niña Estrella, Pepe el fotógrafo con su mujer Reyes y su hija Reyes  (2 reinas jajaja) y su hijo José, La Ro y su novio Manuel Morgaz, Manu Chaparro con su inseparable Dani Valencia...

A poco más de 45 minutos para que empiece me quito todo, bueno todo no sólo el chándal hasta quedarme con la ropa de correr jajaja. Era la primera carrera en la que estrenaba mis guantes de Under Armour que compré en la feria del corredor del Maratón, que me vinieron fenomenal para que no se me helaran las manos por el frío que hizo durante parte de la mañana y unos calcetines de Mizuno, ambos ya testados en los entrenamientos como tiene que ser. Por cierto, que no se me olvide mandar el cordial saludo que le prometí a la angustia Lola Blancas como agradecimiento por ponerme el dorsal.

Un rodaje de calentamiento previo de 20 minutos para que el cuerpo se preparase para la que le esperaba y a unos 5 minutos de empezar me sitúo cerca del arco de salida. Sin ningún retraso como el año pasado arranca esta carrera. Y empieza con un giro a la derecha para dar paso a una pronunciada bajada donde hay que ir con precaución para no gastar fuerzas muy rápido. Primer kilómetro muy rápido, como era de esperar, al salir en 3´41´´ y con mucho viento de cara, con lo cual me pongo detrás de la primera mujer y otro corredor más para no gastar fuerzas y guardar para lo que venía.


Me enteré que nos iban a meter por un tramo de tierra que por culpa de las lluvias se convirtieron en barro, pero lo que no esperaba era que casi todo iba a ser por caminos así. Suponiendo que sería difícil, me pongo con dos corredores a una media de 3:50-3:55 min./km para tener ritmos de referencia en grupo. Me encuentro bastante bien pero no obstante reservo para el final porque las piernas me iban a pesar con tanto barro y necesitaba esa energía para cuando haga esfuerzo para más adelante. Llegada al avituallamiento kilómetro 4, donde cojo la botella de agua que tan pronto como le pego un sorbo tan pronto tiró a un cubo de plástico que había al lado y giro para volver sobre mis pasos. Retomo poco a poco los ritmos que había bajado para coger agua y me vengo arriba al ver a mi lado el paso de toda la gente con la que me cruzo, de los que recibo todos los ánimos del mundo y la fuerza para ir a hierro. Estaba muy bien de sensaciones y la estrategia de reservar para la vuelta había funcionado así que pego un cambio de ritmo y subo a una media de 3:50 min./km para dejar a otros dos corredores, siendo uno de ellos mi amigo Francisco Luis Osuna del C.A.Brenes (un veterano con mucha clase).

Al paso por el kilómetro 6 me encuentro a Dani Valencia que se tuvo que parar por pasarlo mal y decidió esperarme para llevarme a tope hasta meta. La salida del barro la hago con él y otros dos más, sacando mucho partido de correr con las poquitas personas que podía encontrar para no venirme abajo. A poco de pasar el km 7, Dani ya se me distancia para ponerse a su ritmo de 3:35 min./km y me quedo ya en solitario para afrontar la subida fuerte que da acceso a la bonita Torre del Reloj de la localidad y con adoquines. Me cuesta mucho esta parte final porque aquí ya intentaba respirar como pudiese y sacar fuerzas de flaqueza. Ya que hasta ahora hice un carrerón y cuando crucé el km 5, tal era la confianza en lo bien que iba a salir que eché todo lo que me quedaba.


Pepe haciendo estas fotos que vosotros veis y animando una vez más afronto los últimos 500 metros para acabar pletórico por el carrerón completado. Ha sido perfecto todo y me he divertido pese a la dureza del barro. No puedo sentirme más satisfecho porque los entrenamientos están dando sus frutos y se que en cuanto me ponga en los 10.000 m en ruta puedo salirme de todos los límites en los que hasta ahora me movía. Estos meses van a ser brutales y espero que así sea.

Al final, 8,3 kms muy bien medidos por la organización en 32´36´´ a una media de 3:55 min./km y acabando en el puesto 30 de la General y 14 de mi categoría (Senior A). Un alegrón mayúsculo por el trabajo bien hecho y porque mi equipo consiguió el premio al club más participativo con más de una treintena de corredores entrados en meta entre todas las categorías. Lo dicho, una jornada muy amena en familia y disfrutada en todos los sentidos. Ni siquiera el tiempo desapacible pudo conmigo.


Me despido haciendo valer la frase de Chema Martínez que uso para cuando me propongo un reto exigente y me motiva: "No Pienses Corre"

No hay comentarios:

Publicar un comentario