ÚLTIMA CRÓNICA

VIII Milla Morisca de La Puebla de Cazalla

Nueva temporada y muchas ganas de correr Quedó oficialmente estrenada mi nueva temporada de atlética, con una nueva y explosiva carrer...

domingo, 10 de septiembre de 2017

VIII Milla Morisca de La Puebla de Cazalla

Nueva temporada y muchas ganas de correr


Quedó oficialmente estrenada mi nueva temporada de atlética, con una nueva y explosiva carrera. El pasado martes 5 de septiembre era un día de abrir otra etapa, marcado por el reencuentro con amigos del Club La Antorcha, con los que volveré a federarme otra temporada más, y poder correr en la localidad donde está asentado mi club. 

La Puebla de Cazalla iba a respirar atletismo inmersa en celebrar su tradicional Feria (la cual conmemoraba su Bicentenario) con su tradicional Milla Morisca, a la cual se acercaron corredores de locales, de diversos puntos de la provincia de Sevilla, incluso hubo una notoria presencia de corredores del Atletismo Guadalhorce de la localidad malagueña de Álora.

Foto: Club Atletismo Guadalhorce de Álora

La mítica distancia británica del atletismo me sirvió para estrenar otro período de carreras más, con las mismas ganas y, sobre todo, nervios precarrera de la primera vez, con las que intento contrarrestar en lo que pueda mi poca destreza. A esta prueba llegaba con un poco de respeto/canguelo porque las pocas veces que corrí milla acabe muy perjudicado, al no estar acostumbrado a meterme un calentón en tan poco tiempo. He corrido medias maratones, muchas populares y crosses, pero las millas es lo que más me impone.

La carrera tenía un circuito de unos 400 metros de ida, giro en un punto donde había conos, y vuelta en el mismo recorrido, luego otro girando en 180º en la salida y a hacer el mismo recorrido hasta completar la milla. La ida tenía una leve subidita, pero la vuelta y el aire a favor ayudaban a mantener ritmo, incluso a subirlo en los últimos 400 metros. 

Foto: Club Atletismo Guadalhora de Álora

Calentamiento que aprovecho para saludar a compañeros de club, nos situamos en la salida y a correr se ha dicho. Suena el disparo y parece que el personal tenía ganas de correr, mientras yo empiezo reservando con idea de no volver a pasarlo mal. Resulta que en los primeros 400 metros me cuesta meter ritmo y no es hasta la vuelta cuando empiezo a correr mucho y a ganar algunas posiciones. 

Primera vuelta en 2:32 y ahora era momento de ir apretando a medida que se acercaba el final. En el tramo de ida de la segunda vuelta gané como unas 5-6 posiciones de una tacada y nada más girar para enfilar la meta, a apretar los dientes y acelerar las piernas para recortarle segundos. Finalmente llego en un tiempo final de 5:04


Satisfecho después de todo y con mejores sensaciones, parece que me he hecho a las millas. Aunque me quedo con la certeza de haber podido bajar más, si no fuera por las experiencias anteriores.

Esta temporada acaba de comenzar. Lo mejor está por llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario