ÚLTIMA CRÓNICA

XI Carrera Nocturna "Antonio Guzmán Tacón

Querer y no poder. Punto y final de la peor manera posible en cuanto a sensaciones en una edición emotiva, otra vez, de la Nocturna de Dos ...

martes, 2 de julio de 2013

VII Carrera Nocturna Ciudad de Dos Hermanas

Y llegamos a cerrar Junio con la carrera más solicitada del panorama running de Sevilla, que no es otra que la Nocturna de Dos Hermanas y de las más importantes y esperadas del año. No me extraña, pues mucha gente alarga la temporada de carreras hasta esta fecha antes de las vacaciones y que mejor que una carrera nocturna para poner el broche a muchos meses de entrenamientos realizados con tal de perseguir un objetivo o un sueño.


Consciente de haber cerrado mi temporada antes de empezar exámenes, y habiendo finalizado por fin esas ajetreadas semanas agobiantes en la época del estudiante universitario, me planteo simplemente disfrutar la carrera lo más posible. Felicito al club Orippo de Dos Hermanas por no perder detalle del desarrollo de la prueba y hacer todo lo posible por ofrecernos a los corredores tan buena prueba y que disfrutemos, con todo el esfuerzo que eso conlleva.

Instantes antes de la prueba decido ir con Reyes López, una corredora de mi club Los Jartibles, que ha hecho una gran temporada, bajando de 3h40´ en el Maratón de Sevilla y alzándose con el 2º en el 400 m y 3º en el 5.000 m del campeonato de Andalucía de Veteranos al Aire Libre y que hoy buscaba hacer marca en esta carrera y, de paso, conseguir otro trofeo a su colección. Sólo espero que Pepito Jartible le tenga reservada una estantería o vitrina porque no entre ella y su hija no tendrán donde poner todo lo que ganan.

Servidor, Reyes (a quien tenía que llevar) y Diego Rubio

La salida se produce junto a la Parroquia de Santa Magdalena, de calles adoquinadas al principio y estrechas, algo complicado los primeros metros de la carrera porque se supone que debe haber cabida para unas 600-700 personas. Afortunadamente, Reyes y yo salimos de los primeros y no perdemos tiempo, cogiendo velocidad y adelantando algunas mujeres, pudiéndose asegurar mi compañera buena posición en la general femenina o la categoría veterana B. Desde el principio, busco marcarle el ritmo objetivo y trato de buscar huecos entre los corredores más lentos para que no se le ralentice la marcha. Primer km a 4:25 min./km y el segundo a 4:15 min./km, demasiado rápido si tenemos en cuenta algunos puentes a subir en la segunda mitad de la prueba y para los que era necesario que reservase fuerzas.


Al paso de los 2,5 kms primeros por calles más alejadas de la salida, se vuelve al punto de partida, con muchísimo público en la zona y repitiendo los primeros metros de la carrera, sólo que esta vez se sigue por la calle Santa María Magdalena, donde hay un punto de agua pulverizada para hacer más llevadero a los corredores el calor y el primer avituallamiento de botellas de agua. Seguidamente, nos alejamos por avenidas que facilita más el paso de los corredores y, por fin, coger el ritmo de carrera. Durante todo este tiempo me quedo delante de ella y no hago otra cosa que mirar hacia detrás para saber que no me voy mucho de ella y sortear obstáculos como las botellas de agua que dejan otros corredores por los suelos.


A la mitad de la carrera, aprovechamos otro amigo del club, Álvaro Galván, y yo la bajada para ganar algo de velocidad y más tarde, pasamos junto a varias rotondas y afrontamos las dos subidas posteriores con garantías de haber dejado reservas. Además en el km 6, en la calle Libertad, llega el segundo avituallamiento en buen momento por tratarse de una subida bastante prolongada, aunque recuperando en la bajada mucho y en los siguientes tramos de perfil más bajo, y no perdiendo de vista como se encontraba la compañero. Iba bien, si bien es verdad que pasando por tramos de subida, al verla que iba un poco al límite le digo que mantenga el ritmo hasta el final y guarde fuerzas.

Nos aproximamos al km7, coincidiendo otra vez con mucha presencia de público al estar muy cerca de la zona de llegada y salida y volviendo a pasar por la calle Canónigo, solo que ahora no hay tanta presión como al comienzo y hay más sitio para correr que antes. Tercer, y último avituallamiento, en el km 8, que aprovecho para volver a pasar por el punto de agua pulverizada y cojo la botella de agua para refrescarme un poco, echándomela por la cabeza (más de 30º en la calle). Paso por la calle Brasil y giro a la izquierda para volver en línea recta a la salida, aunque esta vez el último kilómetro se vive intensamente y cargado de emociones. Resulta que se hacen los últimos metros por Nuestra Señora de Valme, una calle peatonal del centro del pueblo por donde pasan los corredores a través de un pasillo delimitado por cintas y vallas y con un montón de gente aplaudiendo, animando y observando a ambos lados. Aquí no dejo de mirar para atrás (como en toda la prueba) una y otra vez para que Reyes sprintase y no se dejase nada hasta el punto de casi adelantar a una atleta del Orippo Dos Hermanas.


Poquito antes de llegar, me hago a un lado y me dejo adelantar por ella para que se llevase todo el reconocimiento de la carrera bien hecha. Bueno, en realidad, es que al fin y al cabo es suyo y también lo hice porque soy todo un caballero, como debe ser. Al llegar, todo son agradecimientos de mi compañera y también al amigo Álvaro que supo llevarla bastante bien, desde que se uniera a nosotros en el kilómetro 3, más o menos, y ver que el trabajo llevado a cabo en carrera ha tenido recompensa en esa pedazo de atleta y mejor persona como es Reyes, pues había logrado hacerse con el 2º puesto en la categoría Veterana B.

(Eli, Mari Reyes, Reyes, Mauri Castillo y yo)

Respecto a la bolsa del corredor y los regalos que se dan, no recuerdo haber recibido tanto por haber participado en una prueba. Todos recibimos trozos de bizcocho, refresco, queso fresco, un bocata, fruta (manzana y plátano), agua, barrita energética, camiseta técnica (muy chula, por cierto), bebida isotónica. Pero, sin duda, el mejor detalle de los recibidos y totalmente novedoso en las carreras que he estado ha sido el trofeo que se da siempre a todo aquel atleta que logre terminar la prueba. Este año ha consistido en el cartel de la prueba.

(Junto a Reyes, felicidades!!!)

Me ha encantado descubrir esta prueba, lo he pasado genial y no me extraña que sea tan solicitada porque como te duermas en los laureles pierdes la ocasión de disfrutar de esta cita importantísima del running sevillano. Otra de las fijas en mi calendario a partir de ahora.

Tiempo Oficial: 10,35 kms en 46´55´´ (4:32 min./km). Puesto 261/638 General, 85/173 Senior Masculino. Todas las fotos son cortesía de Footing Pepito y Diego Meca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario