CROSS POPULAR FEMENINO. INSCRIPCIONES ABIERTAS

miércoles, 2 de enero de 2013

XVII San Silvestre Sevillana

No importa si eres católico, ateo o agnóstico. Este día es muy importante para los amantes del running y asiduos a las carreras populares como yo. Es el 31 de Diciembre, día en el que en todas partes, en cada barrio, en cada pueblo, en cada ciudad y parte del universo la gente se lanza a las calles a despedir el año corriendo. No para huir ni por las prisas de las fiestas de Navidad, sino para abrocharse unas zapatillas de deporte y, en el caso de una importante mayoría de personas, currarse el mejor disfraz y maquillaje a juego para disfrutar del bello arte del running con las tradicionales carreras de San Silvestre, como la de Sevilla que se lleva celebrando desde hace ya 17 años, gracias al trabajo incansable de la Agrupación de Deportistas de Sevilla (ADS), con salida desde Plaza de España y en el enclave del parque de María Luisa.


(foto: Dani Quintero.blogspot.com)

Tengo mucho cariño a esta prueba porque en 2010 fue mi primera incursión en una carrera popular y el germen de muchos sueños e ilusiones que saldrían a medida que pasaban las pruebas y los objetivos me los proponía cada vez más exigentes. Siempre fue mi carrera talismán, a la que no debo faltar nunca y jamás desaparecer de mi calendario anual de pruebas. La que he realizado hace nada era mi tercera presencia ininterrumpida. En el 2010 disfruté y, aunque la hice muy tocado por una gripe y acabé tomándome las uvas con fiebre de 40º, supe en ese momento que no sería la última vez que me iba a poner un dorsal. En el 2011, muy satisfecho porque bajé en una carrera por primera vez de 4:00 min./km, al hacerlo en 3:55 min./km. Pero para este 2012 el reto que me propuse era más exigente y en cuanto me ví recuperado hace algo más de un mes, decido ir con todo y ponerme a 3:45 min./km.


Llego a Plaza de España con 1 hora y cuarto de antelación (almorzando pasta de la buena ese día), y lo primero que hago es saludar a todos los de mi club y quitarme el chándal y ponerme el dorsal, seguido de unas fotos de rigor y charlas y risas con los disfraces que llevan algunos. Cuando faltan 45 minutos para el pistoletazo de salido, dedico 15´ para un poco de suave carrera continua. En este tiempo me cruzo y saludo a muchísima gente como a Dani Quintero (periodista deportivo y todo un sabio de atletismo que yo conozco bien), Javier Balbuena (Blog "No Hay Doló, Hay Pundonno" con su hijo Javi, Rafa Vega y su mujer Núria, Carlos (presidente del Club de Atletismo "Los Legendarios"), y un largo etcétera.

Falta media hora y mis padres y mi hermana ya llegaron (salieron de casa más tarde que yo), los saludo y les presento a los chicos y chias de mi club y directo a la línea de salida. Cerca del arco hinchable hago rotación de rodillas, tobillos, cadera, cuello y brazos hasta que 10 minutos antes cojo buen sitio para poder salir rápido.

Con Javier Cabrera gritando "preparados, listos, ya..." da comienzo la carrera en Plaza de España y a toda pastilla, como si de una salida de Formula 1 se tratase. Salir tan adelante hace que salga muy deprisa y con cuidado porque un simple tropiezo al suelo o un golpe puede dar problemas y las curvas que hay hasta salir por detrás de la plaza. Como decía, voy demasiado rápido y menos mal que me doy cuenta al ver cerca de mi a la triatleta sevillana e internacional con España María Pujol porque de seguir su ritmo me hubiera quedado en el primer kilómetro listo de papeles. Ralentizo la marcha pero siempre dispuesto a dejármelo todo y más. Paso por el primer kilómetro en Avda. de Portugal y, como ya temía en un primer momento, veo que he salido rápido. Bajo el ritmo de ahora en adelante hasta quedarme en una media de 3:40-3:45 min./km que era mi ritmo objetivo.


Justo después hay que pasar por la Avenida de la Borbolla, sin mirar el reloj en ningún momento hasta que el pitido me hace ver que en el 2º km he marcado 3:40 min./km. Sigo rodeando el parque María Luisa por el largo Paseo de las Delicias, haciéndose en algún punto muy monótono pero siempre intentando mantener el ritmo. Giro por la rotonda para la Avenida de María Luisa y aquí me dan caza Juan Manuel Carmona y Víctor Ramírez (ambos de Amigos del Parque Maria Luisa), echándole una bronca descomunal este último a nosotros dos por intentar hablar y gastar así fuerzas innecesariamente. Entrada al parque por caminos algo estrechos y de giros bruscos que me hacen perder ritmo, pero los ánimos de todo el mogollón de gente que se agolpa a la entrada para aplaudir me suben mucho la moral y el ritmo de nuevo. A tope en las largas rectas del parque (las mismas que son escenario habitual de mis entrenamientos de series) hasta rodear la Plaza de América. Algunos hacen trampa subiéndose al albero, pero yo soy noble y no recorto y me quedo en el asfalto.

Vuelvo a mirar el reloj por tercera vez y me asombro porque se que voy a cumplir mi objetivo. Pero aun queda un par de curvas y por eso me exprimo hasta el final. En un punto recibo los ánimos de Nacho Mera (el gran Ciclón de Jerez de mi club) y familia. Pita el km 5 poco antes de llegar a Plaza de España y sigo adelante y echo las pocas reservas que tenía justo al entrar para el arco de llegada. Veo a mi familia animando y aplaudiendo y por ellos decido marcarme un sprint final en el que adelanto a tres corredores que también intentaron alcanzarme sin éxito.

Acabada la prueba, cojo aire poco a poco para recuperarme algo. Estoy exhausto y agotado del esfuerzo, pero seguidamente se que habrá merecido la pena invertir mucha energía, constancia, disciplina en cada entrenamiento, intensidad en cada sesión de abdominales, lumbares, dorsales y sesiones de escaleras y multisaltos. Objetivo cumplido con creces y muy feliz y satisfecho porque necesitaba como el comer una alegría deportiva para recuperar un poco de moral después de muchas semanas difíciles de altibajos y todo lo que pasé cuando estaba peor de forma física. 19´31´´ (tiempo oficial) para completar los 5.250 metros a 3:43 min./km. Que conste que la distancia es aproximada, según los datos de varios corredores, pero aun así estoy dentro del reto conseguido.

Mi familia, fiesta post-carrera

Así da gusto finalizar un año muy exitoso en lo atlético y sabiendo que los frutos de muchos entrenamientos acaban llegando. Como premio a la mejor carrera que he hecho hasta el día de hoy, repuse energías con dulces que trajeron la buena gente de mi club y mi madre y brindando con champán. Me puse morao de tanto picotear turrón casero, tarta de turrón, bombones de cajas rojas, nevaditos de azúcar. Lo merecía después de todo.

Dicen que cuando cumples un reto, ya piensas en el más grande. El año que viene entrenaré por ponerme a 3:40 min./km, así que guarden esta entrada para entonces

QUE TENGÁIS TODOS FELIZ 2013 Y KILÓMETROS MUY FELICES!!!

2 comentarios:

  1. ESOS PROGRESOS SON UNA REALIDAD, VIENDO LOS RESULTADOS.. ENTRENAR CON CABEZA Y CON REGULARIDAD, ES LA CLAVE DE LOS EXITOS.
    YO AMIGO JUAN MANUEL, YA NO SUELO IR A ESTAS CARRERAS.. PORQUE NO ME MOTIVAN, APARTE DE QUE TENGO QUE HACER LA COMIDA PARA LOS HIJOS Y LAS NIETAS.. NO TODO EL TRABAJO SE PUEDE DEJAR PARA LA ABUELA.
    AHHH POR CIERTO A QUE TU TE ENCONTRASTE LA COMIDA HECHA!!!
    FELIZ AÑO 2013 Y TE LINCO PARA SEGUIRTE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abuelo, que pasa figura?? En estas carreras la motivación principal es disfrutar sobretodo, salvo en mi caso que era ir a por todas. Se trata de pasarlo bien y reirte con los disfraces que se curran algunos.

      En lo que respecta a la comida, yo ya tenía la comida casi lista. Ya ves que mi familia vino a verme correr. Anda!!! Otra motivación más para estas carreras.
      Feliz 2013 Rafa!!! =)

      Eliminar